Todos…algunos…yo

Aunque alguno lo dé todo por explicado, yo no acabo de entender esta postura. Ahí está dios, con sus apóstoles, cantando que aquí no pasa nada. Ahí están los otros, mendigos de protagonismo, nuevos acólitos al mundo del vino (como yo si quieren ustedes). “Al mundo del”, pero no crean que se les ocurrió hacer una bodega vivir el vino, no, son más listos, viven de las palabras del vino. Pero, claro, no de todas las palabras, solamente de las que están de acuerdo con su filosofía, de las que aumentan su estatus, de las que les dan de comer, inteligentes animales éstos. Nada de riesgos, este tema no interesa, no se trata, se da por tratado. Este tema interesa, y no nos duele, se trata y se retrata, total…¡qué más da!, un banner es un banner…curiosa palabra que nadie conocía y ahora todos conocen, ¿porqué?, por dinero. Por dinero todos corren, todos saben, todos son doctores. Por dinero nadie sabe, nadie contesta, esos locos que no saben lo que dicen…¡!!a ver si les metemos un pleito!!!…¡¡¡a ver si así se callan!!!.

Tenía yo un pasado, trabajé desde niño, estudié, y trabajé más, para otros, primero en una central nuclear, después para empresas de mercenarios de la informática, volví al pueblo, y calumnias, me acusaron de lo que no nunca fuí para echarme de la cooperativa (¡¡¡a ver si les meto un pleito!!!). Salí en la televisión, por lo que pensaba era un reportaje divulgativo, pero en prime-time me pusieron con una voz en off, diciendo lo que nunca dije. Ahí acabó esa historia, me fui a casa, con el culo escaldao, y me quedé ahí, puse mi empeño en mi sueño, pero no por otros, sino por mí. Quizás es lo único que vale la pena.

Y digo, esto huele a podrido, porque no puede oler de otra manera, porque aunque lleven traje y corbata, cagan, y cagan mierda porque comen mierda. Ni siquiera quiero aclarar nada, que cada uno haga lo que quiera con su dinero, la administración también, uno piensa que lo tiran en tantas cosas, que una más casi que da igual. Pero observen a esas eminencias, todo serios, todos en su barrera de la aduana, diciendo, ‘yo no hago vino pero digo el que es bueno y el que no’. Sentados en su pedestal, con su varita, exigiendo que les chupemos el nabo, ¡pero ni siquiera tienen huerto!.

Son los mismos. Son los mismos, y tienen poder, un poder de mierda que les llevará a descansar unos metros más allá de mí. Amenazan, ejecutan sus sentencias, ¡todos menos yo son culpables!, bueno salvaremos a algunos, porque uno solo no sirve…¡¡¡a ver cómo la chupa éste!!!. Creo que deberíamos plantar en la luna, si es que hubiéramos ido alguna vez. Creo que deberíamos aceptar la realidad, este mundo funciona así, hay una élite, unas personas que mueven los hilos, y puedes estar dentro o fuera. Si estás dentro, ya sabes lo que te toca, decir que sí cuando sientes que es que no, y decir que no cuando te lo pidan, nada más, quizás así venderás algo, no mucho, algo y gracias, y pórtate bien, que conocemos tu pasado, y acabamos contigo en un momento, coje prestado el coche, el 4×4, pero prestado que te lo quitamos cuando nos dé la gana. Así viven muchos.

Pero hay otros mundos, que no quieren saber nada de éste, donde la humildad vale su peso en oro, donde las personas circulan, hablan, comparten, se sinceran y sienten que esta tierra es un lugar bonito para vivir, Quizás el más bonito de los que conocemos, y esas personas (las cuales son las únicas que merecen este nombre) comprenden, saben que lo único que afea este sitio son éstos mentecatos y sus dioses.

Salut.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: