El vino como historia

Un historia es un todo, y con todos sus puntos de vista, al mismo tiempo es el punto, con todos sus elementos influyentes que lo han llevado hasta allí y con todas las visiones que genera. Es todo.

Pero no lo es. Ahora es un punto, la historia se ha concentrado, el todo está allí, pero no es nada aún, es como la semilla, existe, está ahí, es el ahora, es todo, y como es todo, contiene todo.

Ahí me siento yo, en el punto de partida, en el principio de mi lucha por conseguir el mejor vino que pueda, sin limitaciones, no el mejor del mundo, sino el mejor que me dé la tierra. Es un sentimiento, no hacen falta palabras.

Y estas cosas te vienen a la cabeza podando a veces, pensando en la planta, estando en la tierra, momentos íntimos que te cargan las pilas. Y me siento verdaderamente afortunado, de poder trabajar en ello de la forma que lo trabajo, pero no está ahí el final, sólo el principio.

Salut.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: