derechos

 

En elmundovino he publicado este post:

La viña no se puede plantar en la UE si no tienes una cosa que se llama derechos de plantación, de lo contrario te expones a sanciones que están en los 12000 euros/hectárea y año. Durante años la UE, y por tanto los estados miembros y también las comunidades han estado traficando con estos derechos, regalándolos a quien les parecia y/o dejando que hubiera un mercado especulativo, desinformando a la gente, poniendo plazos en los cuales se ‘desactiva’ automáticamente y volviéndolos a activar para uso propio o para favores. Subvenciones por arrancar, por plantar, por las dos cosas a la vez, en fin, un desmadre brutal. Algo que incluso me atrevería a decir que roza lo inconstitucional en cuanto a igualdad de oportunidades entre las personas. Esto han sido hechos generalizados. Con eso no se ha conseguido mantener los precios de la uva (de hecho estamos en los precios más bajos de la historia que yo conozco), en mi tierra se puede comprar un quilo de uva por 12 céntimos. Se está trabajando la viña con precios de mercado por debajo de los precios de producción. O sea que no me vale que la desaparición de los derechos suponga una bajada de precios. Tampoco me vale que perjudica a zonas menos productivas, porque ahora, en zonas poco productivas como la mía y produciendo menos se puede trabajar la viña y obtener unos vinos respetables a unos precios que pueden posibilitar el desarrollo de la zona. Ya estamos perjudicados así, como ahora, pero si queremos que esté todo en manos de los cuatro señoritos, pues por ahí, que se queden todos los derechos, para que comercien con ellos. Si no hay derechos, TODOS podemos plantar una viña y ver el vino que sale. A los precios actuales, no hay peligro de una expansión de la superficie vitícola, es más vamos a una eliminación de superficie, pero además, de las viñas menos productivas, que casualmente suelen ser las más viejas y las de indudable mejor calidad. Los productos de calidad de las DO deben serlo por ellos mismos, no porque tengan derechos de plantación, para eso tenemos un estado, para que cuide y vigile que se defiendan sus ciudadanos, para que trabajen y den riqueza, pero no para zurcir los cojines de quienes han fundido la tapicería de tanto tiempo sentados en los sillones. Bajen al campo. El paisaje sólo hacemos que joderlo, pero es igual, así tenemos otro, seguiremos jodiéndolo si nadie lo defiende, y qué bonitos paisajes se han perdido, bueno, siempre podemos poner una tele más grande, ahí tambgién se ven paisajes. Con lo de la industralización excesiva no me meto, ya la tenemos ahora, solamente hace falta ver el tamaño de algunas bodegas, que ya está bien y tienen su función, pero el caldo será caldo y el agua agua, eso siempre. No só qué ocurre en los otros países, bueno, algo sí, pero me parece que ha habido más seriedad en todo, aunque en todas partes cuezan habas. Me imagino la ruina de Clos Rougeard si a sus viñas se les quitaran los derechos…. Y por cierto, la discriminación a la uva es terrible, no ocurre lo mismo con la manzana, ésta no tiene derechos y bien que se ‘fabrica’ sidra. Salut.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: